Noticias

‘Billy, nunca dejes de soñar’

billy_elliot_escena_29_javier_naval (1)

‘Mi amor, Billy, nunca dejes de soñar, vive sin desconfiar… En cada decisión, pon tu corazón, Billy, sé tu mismo hasta el final’

Ése es Billy, cada letra de la carta de su madre.

Cada pequeña esperanza de todos y cada uno de los habitantes del pueblo.

Billy es único, pero también es cada uno de nosotros.

Billy es la continuación de la vida de su madre.

Billy es el futuro que Tony y los demás mineros no pueden tener.

Billy es la redención de su padre que recupera su vida y sus objetivos por sus hijos.

Billy es la esperanza de la señorita Wilkinson.

Billy es el mundo de las posibilidades para Michael.

Billy es la herencia de su abuela.

Desde el comienzo de la obra, nace en Billy la necesidad de expresarse más allá de las palabras, con su cuerpo, de una forma natural, es el fluir de sus emociones, incluso en los momentos tensos/cómicos, los resuelve bailando.

Billy es un adolescente, no eres capaz de saber qué piensa, qué siente, cuánto de intenso son las cosas para él. No es presuntuoso, no es llamativo, él mismo se va descubriendo a sí mismo con cada paso de baile nuevo que da.

Lo maravilloso de este musical es apreciar la evolución de cada uno de los personajes. Billy florece a lo largo de la obra, estalla antes del descanso y remonta el vuelo en un magnífico baile de redescubrimiento de su pasión, ¡por fin lo pone en valor!

Cada uno de los niños que interpreta a Billy Elliot tiene dentro de sí ese grito contenido: ¡soy yo!

Pablo, Pau, Óscar, Diego, Miguel y Cristian son los primeros 6 Billy Elliot españoles, se suman a la lista de lo más de 215 Billy Elliot que ha habido a día de hoy en diferentes países.

Cada uno de ellos tiene un punto fuerte único que solo puede descubrirse viendo a los 6 actuar, y puede parecer una locura, pero cuando sales de ver Billy Elliot, El Musical, por primera vez nace la necesidad de ver a los otros 5 Billys, porque tienes que verlos, porque son increíbles, porque nunca podrás tener claro si has visto al mejor de los 6. Pero te vamos a dejar esta pregunta, ¿el mejor en canto, en interpretación, en clásico, en claqué o en acrobacias?

Tendrás que verlo.

‘Billy, nunca dejes de soñar’
Déjanos tu valoración
3 Comentarios
  • Tebas
    Posted at 15:00h, 09 noviembre

    Lástima que vivo en BCN, y aún así ya he visto a 2 Billy’S; función viernes 3.11/21:00′ y tuve la necesidad del volver el 4.11/21:00′, sin tener ni siquiera entrada, he visto a Miguel y a Diego.
    Sin dejar atrás a los Michael’S, que madre mía…
    No tengo ninguna duda de que VOLVERÉÉÉÉÉÉ…..!!!!!

  • Carlos B.
    Posted at 20:10h, 12 diciembre

    Me gusta esta entrada porque resume muy bien el musical. Efectivamente, todos los personajes ayudan a Billy a conseguir su sueño, cada uno a su manera más o menos modesta, pero en el fondo todos están recibiendo la ayuda de Billy, y acaban siendo mejores gracias a él. Estoy de acuerdo en que, dado que en teatro cada representación es única e irrepetible, aunque los actores sean siempre los mismos, ver una misma obra más de una vez siempre te va a aportar algo nuevo y diferente. Hacerlo con actores distintos parece tener mucho sentido. De hecho, yo estuve hoy hace dos semanas y me quedé sin ver a mi admirado Carlos Hipólito, y, aunque Juan Carlos Martín está sensacional, no descarto volver a verlo para disfrutar del trabajo de mi tocayo. No salí con esa sensación (la de que tuviera que ver a otro) en el caso de Billy. “Mi” Billy fue Diego. Y debo decir que no me importaría nada que en esa próxima vez lo fuera también. Porque Diego ES Billy. Y es un sensacional Billy. Estoy seguro de que los otros cinco también lo son, cada uno con sus puntos magníficos y otros un poquito menos. Por eso aprovecho para felicitar a Diego y a sus compañeros no ya sólo por su talento, que también, sino, sobre todo, por todo el sudor, el trabajo de meses y las ganas de mejorar que se perciben detrás de cada nota, de cada salto, de cada paso de baile y de cada frase (y de que no se les caiga la maldita silla). Esa felicitación la extiendo a los profesores que han trabajado con ellos, porque han conseguido que tengamos a los mejores Billy posibles. Todos pueden sentirse muy orgullosos. Gracias a todos y aprovecho para desearos feliz Navidad, que se aproxima. Un abrazo, y disculpad que me he enrollado como las persianas .

  • Carlos B.
    Posted at 16:01h, 02 febrero

    Volví ayer y conseguí ver a Carlos Hipólito (qué maravilla). Sólo por verle la cara de padre orgulloso mientras Billy canta y baila en la escena de la audición merece la pena ir a verlo (fíjense, por favor). El Billy de ayer fue Miguel, y debo decir que suscribo mis palabras de diciembre literalmente, cambiando donde dice “Diego” por “Miguel”. Son extraordinarios.

Escribe un comentario

+ eighty = 84