Noticias

Muchas canciones para crear una sola historia

canciones billy elliot

Si ya has visto BILLY ELLIOT, El Musical, seguro que tienes tus canciones favoritas, aquellas que quedan grabadas a fuego para siempre en tu corazón. Si no la has visto, recordarás algunas de la película que te gustaron especialmente y esperas volver a disfrutar cuando vengas a verlo. Porque inevitablemente, algunas nos marcan más que otras, o nos hacen sentirnos identificados y vibrar de manera especial.

Sin embargo, si tuviéramos que elegir cuáles son las canciones más importantes de este espectáculo, no podríamos hacerlo. Y no porque nos gusten todas por igual, sino porque cada una tiene su importancia, y esto es lo que hace grande al conjunto de todas ellas.

Todas y cada una de las canciones construye, aporta, nos cuenta algo nuevo de la historia. Cada una nos sitúa en el tiempo, nos cuenta el porqué de un personaje, nos hace sentir como ellos o nos pone en su lugar por un momento. Cada una forma parte del argumento y tiene su razón de ser, y sin una sola de ellas la historia no sería la misma.

“Las estrellas nos observan” (de la que seguramente tararearás a la salida su “No nos fallarán”), “Solidaridad” y “Feliz Navidad, Maggie Thatcher” nos ubican, nos hacen partícipes del conflicto que tiene lugar en ese momento en la Inglaterra minera. También lo hace “En las entrañas de la tierra”, que además se encarga de contarnos la vida del padre de Billy, y consigue que comprendamos y aceptemos sus prejuicios iniciales.

Siguiendo con este personaje, en “Podría ser una estrella” vemos la lucha interna que tiene entre lo que siempre se supuso que debería ser su vida y la de su familia y lo que acaba de descubrir que podría ser la de su hijo. Es un momento de lucha, de aceptación de la situación y de Billy, de enfrentamiento y de amor.

“Brillar” nos muestra el espíritu de la señorita Wilkinson, ese espíritu que quiere despertar en Billy, porque todos podemos llegar a brillar si olvidamos las limitaciones y sacamos todo lo que llevamos dentro.

“La canción de la abuela” es un momento cumbre, en el que entendemos esa lúcida demencia, conocemos toda una vida en tres minutos y descubrimos de dónde viene la pasión de Billy por el baile.

“La danza de la ira”, sin necesidad de letra, nos dice todo y marca un antes y un después en la historia de nuestro protagonista.

En “Expressing Yourself” conocemos a Michael a fondo, y además vemos otra faceta de Billy, como amigo que comprende sin juzgar, que nos demuestra su empatía.

Gracias a “La carta” conocemos un personaje fundamental en la historia y en la vida de Billy, su madre. Entonces comprendemos sus principios y el amor que es el motor de su vida.

“Hemos nacido para bailar” nos muestra más de la esencia de la señorita Wilkinson, impulsora de la locura que Billy tenía latente y que ella descubrió y se propuso explotar.

Y por supuesto, en “Electricidad” vemos a Billy en todo su esplendor, viviendo un sueño a punto de cumplirse, liberado y liberador, que nos inspira y nos hace soñar con un mundo con mucha más Electricidad.

¿Cuál es tu canción?

Muchas canciones para crear una sola historia
5 (100%) 6 votes
Sin comentarios

Escribe un comentario

88 − = eighty six