Noticias

Solidaridad

billy_elliot_escena_21_SOLIDARIDAD panoramica RETOCADA

Una de las maravillas de Billy Elliot son sus contrastes, la historia, el contexto…  Los personajes en sí mismos están llenos de contrastes y contrapuntos, fachada y realidad.

Un momento increíble y culmen del musical es ‘Solidaridad’, planteado, dirigido y representado de una manera magistral, donde se fusionan dos situaciones totalmente opuestas que son capaces de mostrar al mismo tiempo la evolución de la huelga minera, las clases de ballet y los personajes.

Podríamos hablaros de la coreografía: cómo se intercalan los personajes y las situaciones. De cómo las frases de unos y otros se solapan creando dos canciones en una con una coherencia espectacular.

Podríamos hablaros de cómo una profesora malhumorada hace lo posible por que sus niños olviden lo que está pasando fuera del aula, y se centren en bailar, con normalidad, sin condescendencias, sin paternalismos, sin sobreproteger, hoy sólo vamos a bailar y lo de fuera no importa, y si lo estás haciendo fatal, espabila, Susan.

Podríamos hablaros de del pasado vs el futuro. De lo tradicional vs lo nuevo. De libertad vs represión.

Pero el mensaje principal que se presenta con intensidad es la unión y la solidaridad de cada colectivo por conseguir un desafío común, por lograr un objetivo, por perseguir una identidad y luchar por su sueño.

Solidaridad es uno de los números cumbre de la obra,  el elenco casi al completo nos deja extasiados con una explosión de música, movimiento, coordinación y mensaje, el momento en el que todos se unen en una sola voz:

SOLIDARIDAD, SOLIDARIDAD

SOLIDARIOS PARA SIEMPRE

ORGULLOSOS

DE LUCHAR

SOLIDARIOS PARA SIEMPRE.

Y es que Solidaridad es un canto que funciona como una arenga de unión entre cada uno de los 3 colectivos: ballet, mineros y policía. Pero, hay un momento el que todos son lo mismo, intercambiando sillas y vestuario, ya no importa quién es quién, y se convierte en un ruego común que ellos aún no pueden oír, en la necesidad de ser solidarios unos con otros, la necesidad de perseguir su sueño y enfrentarse a la realidad que les rodea, juntos.

Eso que ellos no pueden ver, nosotros sí, el espectador sí, los niños sí.

Desde el punto de vista del lenguaje teatral, la escena aporta una gran cantidad de información sobre el paso del tiempo, la evolución del conflicto minero y su convivencia con la vida cotidiana, el progreso en la formación de Billy como bailarín y el crecimiento de la determinación para perseguir su sueño. Su ejecución magistral ofrece un volcán de emociones que traslada al espectador al centro de la historia y le prepara emocionalmente para participar y disfrutar de la experiencia como uno más dentro de la obra.

Cada una de las canciones de Billy Elliot El Musical tienen una potencia y un mensaje que te va a llegar al corazón y se va a quedar ahí mucho tiempo.

Solidaridad
Déjanos tu valoración
Sin comentarios

Escribe un comentario